lunes, 24 de febrero de 2014

Feria de Abril - Centro Comercial Madrid Xanadu 2010

Es una entrada que me gustaría compartir con vosotras...
En el año 2010, fui a visitar el centro comercial Madrid Xanadu, y me encontré con esta curiosa exposición de La Feria de Abril.

Las casetas y las atracciones se instalan en el recinto ferial de el barrio de Los Remedios, en Sevilla. Se celebra aproximadamente dos semanas después de la Semana Santa y coincide con los toros en la plaza de la Maestranza, constituyendo estos eventos las Fiestas de Primavera de Sevilla.

LAS CASETAS:
En ellas se encuentran elementos de ocio, alimenticios y otras utilidades. Con el paso del tiempo, las familias y las hermandades querían disfrutas de su propia caseta anualmente, y las casetas fueron en aumento, cada cual la adornaba a su antojo quedando todo muy pintoresco, adquiriendo formas, colores y decorados distintos. El Servicio de Fiestas Mayores del Ayuntamiento de la ciudad celebra un Concurso de Exorno de Casetas para premiar a la mejor decorada. En la actualidad el número de casetas que conforman la Feria asciende a 1040.

Las casetas suelen tener un tablao para los que bailan sevillanas. Las casetas suelen ser otorgadas a particulares que las comparten con sus grupos, a entidades públicas y a entidades privadas, como empresas o asociaciones (hermandades, asociaciones de amigos, asociaciones culturales, peñas, etcétera). Las casetas de particulares o de entidades privadas no suelen, por costumbre, permitir el acceso a la caseta si no es con invitación o acompañado de algún socio. Sin embargo, las casetas de entidades públicas (como la del Ayuntamiento de Sevilla y los distritos) o las entidades privadas con fines sociales y políticos (como partidos, sindicatos, etcétera) suelen permitir la entrada libre. 

En ellas se sirve comida típica de Andalucia, como por ejemplo, papas con chochos, garbanzos con bacalao, caldereta y otras comidas. Los buñuelos y los churros, acompañados con chocolate caliente son también típicos de la feria. Estos puestos, se regentan algunos por familias gitanas. Se puede disfrutar de la pintoresca estampa de las mujeres con bonitos delantales de color blanco inmaculado, friendo los buñuelos en enormes peroles de aceite hirviendo a la antigua usanza, mientras otros miembros de la familia los sirven en mesas dispuestas para su consumo. También ay puestos donde se sirven gofres, manzanas con caramelo, coco, algodón dulce y Granizados. Como una feria habitual de un pueblo, pero con flamenco y sevillanas!!!


TRAJE DE FLAMENCA O GITANA:
Consiste en el traje típico de la ciudad, su antigüedad se remonta a los primeros tiempos de la feria, donde acudían las mujeres de los tratantes o comerciantes, muchas de la etnia gitana y también campesinas, vestían cómodas batas de faena, a las que se les añadía dos o tres volantes que con el transcurrir de los tiempos se fueron convirtiendo en moda, además de ser una prenda cómoda de llevar, realzaba el cuerpo femenino dándole un toque de sensualidad que no conseguían con otras ropas. Este hecho llamó tanto la atención que las distintas clases de alta cuna comenzaron a copiar la indumentaria. El traje de flamenca había dado el salto a formar parte de la moda.
Con el tiempo, aquella bata que comenzó siendo una prenda cómoda de llevar a faenar, pasó a ser el "traje de feria" para grandes y pequeñas, familias acomodadas y humildes... No había distinción de clases ni edad, y su evolución fue paralela con el resto de diseños que se actualizaban con cada época, apareciendo con distintos escotes, pelo recogido de una manera u otra, traje ceñido o más suelto, acompañándose con otros complementos como son las flores, collares, pendientes, mantones de Manila... En pocas palabras, en constante evolución sin dejar de ser una prenda cómoda y vistosa de llevar. Se trata del único traje regional que tiene moda, variando su estilo con el paso de los años.
En la indumentaria masculina, los caballistas van vestidos con el tradicional traje de corto y el sombrero de ala ancha típico de Andalucía. También era un traje de faena del campo y por lo tanto con el que se acudía a tratar, vender y comprar.
Por motivos de comodidad a la hora de cabalgar, también pasó a formar parte del atuendo femenino para las amazonas, siempre entrando dentro de unas normas o márgenes, tanto para moda masculina como femenina, así los sastres de la ciudad impusieron unas "leyes" que son de obligado cumplimiento cuando se trata de vestir el traje corto, siendo de unos tonos oscuros, lisos o con pequeños dibujos típicos de trajes, así como haciendo juego el sombrero y los pantalones, incluidos los complementos. Se añaden otras normas pertenecientes al físico de quien lo lleva, quedando fuera de estilo el uso de corbata, bufanda, guantes, incluso el reloj de muñeca queda fuera de lugar, prefiriendo físico imberbe con un corte de pelo casi militar, por supuesto las gafas de sol, deben ser dejadas a buen recaudo, para nada a la vista, por mucho que el sol brille en su intensidad. Tampoco está bien visto acompañarse de medallas. No existen normas de acceso para vestir en el Real de la Feria, por lo que cada persona puede vestir como decida, siendo frecuente ir vestido de diario.

La feria dura una semana:
Lunes: reunión de socios en las casetas e inauguración de la misma con la "cena del pescaíto". En la prueba del alumbrado, el alcalde da la luz a la Portada y el resto de farolillos iniciando así la semana grande y festiva de Sevilla a las doce de la noche.
Martes: se organizan los almuerzos de amigos, compañeros de trabajo y empresas, así como recepciones oficiales. La iluminación dura hasta las 3.
Miércoles: día central de la Feria. El horario de las bombillas tarda una hora más en apagarse.
Jueves: primer día de los de más afluencia. El número de caballos que frecuentan la feria asciende. Permanece encendida en la noche hasta las 5.
Viernes: es frecuentada por un gran número de visitantes, muchos de ellos famosos del espectáculo, nobleza y otros conocidos popularmente. Suele llegarse al millón de personas que deambulan por el Real.
Sábado: el segundo día de más afluencia. El horario de alumbrado es hasta las 6.
Domingo: último día de feria. Doble sesión taurina en la plaza de toros: de rejoneo por la mañana y la esperada de los Miura, toros famosos por su envergadura, por la tarde. Llegadas las 12 de la noche, la feria dará fin a su semana con el estallido de fuegos artificiales junto al río.

PD: Esta entrada se la dedico a una de mis mejores amigas. Cristina!!! Que se que la encanta Andalucía y todo lo relacionado con ella y los trajes de flamenca!!! Va por ti guapa!!! Te quiero!!!! Muaaaaa!!!



La Feria vista desde arriba.

Ligando con una muchacha.


Como veis, hay de todas las edades.


Sentada como las amazonas.



Tomando un vinito y unos rebujitos.

Bailando unas sevillanas.




La artista del Flamenco.




La duquesa de Alba, su amiga y Francisco Ribera.



Los trajes de los diseñadores.







La Gitana en su puesto cocinando.














El coche de caballos.


Felipe, Leticia y La reina Sofia con la Gitana del romero.





La pareja.






Vestidos por Alberto Martín Macías. Como veis, están todos los detalles. En cada caseta, la gente se viste de un color. Hay azul, verde, rojo, negro... ¡¡A mi me encanto cuando la vi!!

Y aqui acaba la exposición. Espero que os guste y que la halláis disfrutado tanto como la disfrute yo. Besos!! Y nos leemos en el siguiente post!!! 

XOXO